México no es un país principiante en el tema de protección a la propiedad intelectual.

 

Marzo 28

Instituto-Mexicano-de-la-Propiedad-Industrial

A finalizar el año 2015 se impuso una marca histórica en el número de solicitudes de registro de patentes y marcas, al sumar  141 839 expedientes recibidos ante el Instituto Mexicano de Propiedad Industrial  IMPI, cifra con la que el sistema mexicano se posiciona en el lugar 12 a nivel mundial de acuerdo a la Organización Mundial de Propiedad Industrial (OMPI).

Contrariamente a estos avances México como otros países en el mundo  persiste la piratería lo cual muchos productos creativos son plagiados, y hay mucha creación que queda sin ser registrada. Para ello hay que hacer un esfuerzo de enormes proporciones que difunda la cultura de la propiedad intelectual en la academia, la industria y el propio gobierno.

El IMPI  ha fortalecido los esquemas de protección para productos mexicanos de denominación de origen como el Mezcal y el Tequila  en donde cada vez más países reconocen esos productos en el mercado como China y los  12 países de TPP.

Miguel Ángel Margáin directo del IMPI a visitado centros de educación superior, institutos de investigación, centros asociación a Conacyt, Secretaria de Salud  y los  Consejos de Ciencia y Tecnología para llevar información y fomentar a la cultura de la propiedad intelectual.

Margáin comenta: “Cuando nace un bebé hay que registrarlo para que tenga protección jurídica y lo mismo ocurre con una marca o una patente. Si tú no tienes registrada tu marca o patente no tienes certeza jurídica y, además, no tienes el derecho de exclusividad que le dé un valor agregado a tu propiedad industrial. Esto ayuda a ser competitivo y a distinguirte en el mercado frente a otros prestadores de servicios o industriales que ofrezcan los mismos productos o servicios que tú.

“¿Qué tenemos que hacer? Dejar un instituto sólido, con más calidad en sus resoluciones y siendo el referente en el mundo y el principal referente en la región latinoamericana”, concluye Miguel Ángel Margáin.

Haz click aquí para leer la nota completa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *